Busca en nuestra página

Domingo, 03 Abril 2022 18:00

JUAN MANUEL LÓPEZ LABRADA - PARAGUAY

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Ingeniero industrial, empresario y presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Paraguay (AEGAPY)

“La denominada fiscalidad triple 10 de Paraguay es un gran incentivo para las inversiones en el país”

La Asociación de Empresarios Gallegos en Paraguay (AEGAPY) cumple nueve mes de actividad y su presidente, el empresario lucense (de la parroquia de Vilapene, en el municipio de Cospeito) Juan Manuel López Labrada, relata para los seguidores de www.galiciaexterior.com sus primeras iniciativas en el cargo, los objetivos del proyecto y los incentivos y el escenario de oportunidad que se dan ahora mismo en el país para la inversión procedente del exterior. López Labrada fundó hace 20 años PyH Global Services Holding, consultora especializada en transformación digital, innovación, sostenibilidad, internacionalización, calidad, homologaciones y financiación.

De la sociedad matriz han surgido ya otras 15 empresas participadas, algunas con domicilio social en Paraguay, como Lola Impulsa Consulting Group, que pone el foco en la representación, en el país sudamericano, de empresas españolas de componentes de vehículos, telefonía e iluminación, así como en servicios de consultoría en ingeniería, internalización y transformación digital. El presidente de AEGAPY es ingeniero industrial diplomado en estudios avanzados de Ingeniería Mecánica, MBA por IESIDE, Programa Internacional de Ejecutivos por Georgetown University, Startup Lawyers por IE Business School y Digital Business Executive por ISDI.

Sus empresas abarcan desde la consultoría hasta la transformación digital, captación de fondos europeos, arquitectura, ingeniería, sector inmobiliario, inspección de vehículos y generación y comercialización de energía. Entre sus actuales proyectos empresariales destaca una operación para “invertir 100 millones de euros en Galicia de la mano de un importante grupo empresarial, en diferentes proyectos de generación de energía e hidrógeno verde”, adelanta. Su extenso CV se completa con otras actividades y cargos como los de docente, mentor y consultor de la Escuela de Organización Industrial (EOI), consejero del Consello Social de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y director del vivero industrial del Ayuntamiento de Outeiro de Rei (Lugo). En 2020 fue distinguido con el Premio Joven Empresario del año que concede la Asociación de Jóvenes Empresarios de Lugo, y también resultó finalista en las ediciones de 2013 y 2021.

Texto: Javier de Francisco ©

Presides la Asociación de Empresarios Gallegos de Paraguay, de reciente constitución. ¿Cuáles son tus objetivos al frente del colectivo?

Sí, la presido desde su constitución. Mi objetivo principal es ayudar a fomentar la realización de negocios entre empresarios paraguayos y gallegos. Me gustaría que vieran a la Asociación de Empresarios Gallegos en Paraguay (AEGAPY) como un aliado que les ayude con sus negocios en el país y que Paraguay les sirva como punta de lanza para el Mercosur.

¿Con cuántos asociados estáis iniciando este proyecto tan motivador?

La asociación se constituyó con 5 asociados; en este tiempo se han ido incorporando más empresarios y directivos, de manera que actualmente somos 21.

Con la directiva de AEGAPY

¿Es la primera vez que se constituye oficialmente una entidad de gallegos en Paraguay?

Al menos de manera formal, sí.

¿En qué fecha se creó AEGAPY?

Se constituyó el 7 de julio de 2021.

¿Cuántos gallegos o residentes de origen gallego estimas que están establecidos en Paraguay?

En Paraguay hay 1.632 españoles residentes, pero también 12.037 argentinos residentes, muchos de los cuales tienen sus orígenes en Galicia. Estimo un 20% de los españoles, más algún argentino y brasileño de origen gallego residentes en Paraguay, es decir, unas 500 personas.

¿Y cuántos empresarios gallegos puede haber y a qué sectores o actividades profesionales se dedican mayoritariamente?

Calculo que puede haber entre 100 y 150 empresarios. Los sectores predominantes son: Agronegocio, aceites esenciales y perfumería, servicios veterinarios, oficina técnica de ingeniería, eventos, consultoría, transformación digital de empresas, venta y alquiler de maquinaria, asesoramiento de empresas, banca, construcción, instalaciones eléctricas y bienes raíces.

Reunión de empresarios gallegos en Paraguay

¿Predominan los emigrantes de primera generación o los descendientes?

Hay más descendientes, pero con un incremento de los de primera generación.

¿Y destacan también grupos importantes de jóvenes gallegos que ejercen profesionalmente en Paraguay? ¿En qué sectores?

Sí, hay jóvenes empresarios gallegos con mucho empuje, en sectores relacionados con los bienes raíces, el agronegocio, la compra-venta de maquinaria y la construcción.

Con la directiva de AEGAPY, tras una reunión en la capital Asunción

¿La emigración gallega con destino a ese país se ha detenido a raíz de la pandemia o ahora ya está en auge?

Como en otros lugares, la pandemia paralizó la economía paraguaya, pero subió el precio de la soja, de manera que el PIB de Paraguay siguió creciendo, a pesar de la pandemia. La emigración se ralentizó, pero a pesar de ello, la inversión en el país está en auge; empresas extranjeras pretenden invertir 5.000 millones de dólares en Paraguay.

Visita al ministerio de industria y comercio de Paraguay

¿Entonces aconsejas actualmente a los jóvenes y emprendedores gallegos que tengan en cuenta este destino poco habitual para la diáspora gallega?

De cara al empresario, les recomiendo Paraguay. Es un país con muy buen clima, con crecimiento constante del PIB en la última década, población muy joven (el 70% de sus habitantes tienen menos de 35 años), la mentalidad es la de querer ser alguien (ser capos), con ganas de trabajar y aprender, siendo la amabilidad uno de sus valores. De cara al empresario, el país tiene una fiscalidad muy buena, denominada triple 10: IVA al 10%, impuesto de sociedades al 10% e IRPF al 10%. Sin olvidarnos del régimen de maquila 1064/97, con aranceles 0% para la entrada de materia prima, ni de la Ley 60/90 de inversiones, con impuesto de sociedades del 10% para ventas en el mercado interno paraguayo y del 1% para las exportaciones, con acuerdo de libre comercio entre los países del Mercosur desde julio del 2019, lo que se traduce en aranceles cero para la exportación a estos países, de ahí que Paraguay esté considerado punta de lanza para entrar a vender en el Mercosur. A su favor también está ser frontera con Argentina (46 millones de habitantes), Bolivia (11,7 millones) y Brasil (212 millones). El coste de la electricidad es de 30,41 dólares/MWh, toda la energía generada del país es 100% renovable, con las presas de Yacyreta e Itaipú. Permite la constitución de empresa en 72 horas, por la modalidad EAS (Empresa de Acciones Simplificadas). La Ley de Empresas por Acciones Simplificadas (EAS) permitió la creación de 1.000 sociedades en el año 2021. Hay posibilidad de Golden Visa con inversiones de 70.000 dólares americanos y creando 5 empleos. Y existen oportunidades de diferentes sectores, como el agroalimentario, la construcción, la ingeniería, el agua, la energía distribuida, la digitalización, la veterinaria, el sector inmobiliario... Además, hay la posibilidad de ayudas a la internalización de sus empresas, ICEX, con el programa ICEX Next e IGAPE, y con los programas Galicia Exporta y Galicia Digital Exporta.

De izquierda a derecha: Pedro Redondo, director de Punto ITV, Juan Manuel López Labrada, Luis Alberto Castiglioni, ministro de industria y comercio y exvicepresidente de Paraguay y Julio César Carrer.

Eres ingeniero industrial, experto en transformación digital, emprendedor e impulsor de casi una veintena de empresas. ¿Cuál es tu conexión con el mercado paraguayo?

Tenía conocimiento del país por mi amigo el empresario José Luis Lodos, y por Sebastián Ortiz, compañero de clase en el IE en Madrid, que años más tarde sería nombrado director general de Innovación y Economía Digital de la República del Paraguay. Ambos me animaron; llegué a Asunción en julio de 2019, estuve en la Expo Rueda, una de las ferias más importantes del país, y allí conocí a mucha gente, entre ellos a Francisco Puche, empresario de orígenes gallegos afincando en Paraguay, a Gabriel, director en Paraguay de una importante multinacional, y a Fernando Talavera, ejecutivo de agronegocios, experto en operaciones, empresario y organizador de eventos muy conocido en el país. Ellos me explicaron todo tan bien, que me convencieron definitivamente.

¿Todas tus empresas tienen doble implantación, en Galicia y en Paraguay?

No, todas no.

En un acto con la cámara de comercio de Japón en Paraguay

¿Cuáles son los sectores por los que has apostado más en el país sudamericano?

Nosotros en Paraguay, por un lado, somos representantes de empresas españolas de componentes de vehículos, telefonía e iluminación. Por otro lado, realizamos servicios de consultoría en los campos de ingeniería, internalización y transformación digital. Como anécdota, nos presentamos al concurso del Proyecto y Dirección de obra del Aeropuerto Silvio Pettirossi, el más importante de Paraguay, con un presupuesto de ejecución material de unos 170 millones de dólares americanos, y quedamos los segundos.

Visita a la oficina comercial de España en Paraguay

¿La economía paraguaya vive un buen momento?

Paraguay es uno de los países que mejor pudo afrontar la pandemia de COVID-19 debido a su estabilidad y disciplina macroeconómica; no obstante, ha aumentado su deuda al 35,5 por ciento del PIB en 2021 y tiene enormes desafíos en mejorar sus índices de capital humano. Entre 2003 y 2019, promedió un crecimiento del 4,1%, manteniendo una deuda pública y externa baja, y una inflación baja y estable. La proporción de la población que vive por debajo del umbral internacional de pobreza de 5,5 dólares por día se redujo drásticamente del 39,3% al 15,4% durante ese mismo período. La pandemia de COVID-19 interrumpió el repunte económico a principios de 2020, luego de una sequía que condujo a un crecimiento casi nulo en 2019. Un estímulo monetario y fiscal bien coordinado, incluida la expansión de programas de transferencias de efectivo, ayudó a minimizar los impactos adversos de la pandemia en los hogares. Aunque un bloqueo epidemiológico a nivel nacional suprimió la actividad en la primera mitad de 2020, los precios más altos de las materias primas, especialmente la soja, impulsaron el crecimiento en la segunda mitad. Como resultado, Paraguay registró la menor contracción del PIB; la agricultura tiene un peso del 20% en el PIB del país. La industria está creciendo gracias a la maquila, con un peso del 20% del PIB, y también el sector servicios, con un peso del 60% del PIB. Así que, el crecimiento económico sostenido ayudó a reducir la pobreza y a promover la prosperidad compartida. El ingreso de la parte inferior del 40% se incrementó en un 8% anual entre 2009 y 2014. Sin embargo, la pobreza y la desigualdad de ingresos siguen siendo un reto importante.

En un evento sobre cambio en los negocios por el coronavirus

¿Y existe estabilidad y seguridad jurídica para las inversiones procedentes del exterior?

El país tiene una economía pujante y estable, sin grandes fluctuaciones en el valor de su moneda, el guaraní. Es un país de grandes oportunidades, bien posicionado según el informe Doing Business del Banco Mundial, donde se mide la facilidad de hacer negocios.

Has sido premiado por AJE Lugo y destacas entre los emprendedores gallegos del momento. ¿Cuáles serán tus próximos proyectos en el ámbito empresarial y asociativo?

En el plano empresarial, vamos a apostar por la sostenibilidad. Primero, plantando 12 hectáreas de pinos radiata en Galicia. En segundo lugar, vamos a invertir 100 millones de euros en Galicia de la mano de un importante grupo empresarial, en diferentes proyectos de generación de energía e hidrógeno verde. Con el objetivo claro de bajar el coste de la energía de nuestros paisanos. En el plano asociativo, como dije anteriormente, mi sueño es unir a empresarios gallegos y paraguayos con el objetivo de generar bienestar y riqueza en ambos lugares.

Pedro Redondo con Federico Sosa, director de inversiones de Rediex en el ministerio de industria y comercio de Paraguay, y Juan Manuel López Labrada

Los encuentros anuales de empresarios gallegos del exterior están relanzando el inacabado proyecto de agrupar a todas las colectividades de los distintos continentes y regiones. ¿Qué estrategia debería seguir la Asociación Mundial de Empresarios Gallegos (AMEGA) para no fracasar esta vez, como ocurrió en tentativas anteriores? ¿Y qué potencialidades puede ofrecer la Asociación de Empresarios Gallegos de Paraguay a la red mundial AMEGA?

Estuve en el evento de La Toja; pienso que la unión hace la fuerza. Aunque todo cambio tiene un periodo de adaptación. Tenemos una oportunidad enorme de poder internacionalizar nuestras empresas por todo el globo terráqueo, crear empresas más grandes, y más competitivas, aprovechando las economías de escala. Para ello los gallegos estamos por todo el mundo, y los valores que transmitimos los gallegos, de trabajo, sacrifico y seriedad, son una ventaja competitiva clara frente a empresarios de otros puntos geográficos. Unidos no hay quien nos pare. Por tanto, dicho lo anterior, la estrategia que yo seguiría es ofensiva, utilizando todas nuestras fortalezas para aprovechar al máximo las oportunidades que surjan. Paisanos, os esperamos en AEGAPY, en Asunción (Paraguay).

 

En un encuentro de empresarios gallegos en A Toxa, Pontevedra

Read 625 times

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CEG - Confederación de empresarios de Galicia

 

 

 

 

 

 

 

 

Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid