Search

Martes, 10 Marzo 2020 13:04 Written by 

Directora del centro de la UNED en Baleares y ex directora del centro de la UNED en Berna

“La UNED es un mundo en sí misma. Es el campus más grande de Europa, tenemos una oferta enorme y se realiza investigación a un altísimo nivel”

Después de 16 años dirigiendo con estilo propio y con múltiples iniciativas el centro de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) en Berna, la ourensana Judit Vega Avelaira ha asumido este curso el reto de reimpulsar el centro de la UNED en Baleares. Con una brillante formación en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago y en plena progresión profesional, cuando parecía predestinada a ejercer la docencia universitaria en Galicia dio un giro a su vida al emigrar a Suiza para formar allí familia. En sus primeros tiempos en el país, su hiperactividad la llevó a compaginar varios trabajos de docente y a colaborar con publicaciones de la Emigración, como Mundo Hispánico (Neuchâtel), La Página (Zúrich), Cartas de España, Nexos Hispano-Suizos... Fue profesora del Departamento de Arte Medieval y del Instituto de Estudios Medievales de la Universidad de Friburgo, investigadora de Arte Medieval en la Universidad de Berna, colaboradora científica de la Universidad de Humboldt (Berlín) y profesora de UNED Senior. También ejerció como docente de Español en la Universidad Popular de Berna y en el Secretariado de Estado para la Economía (Suiza), y fue responsable de Lengua y Literatura Mundial, Lengua Española y Latín en la International School de Berna (Bachillerato Internacional). Es licenciada en Geografía e Historia (USC), Licence ès Lettres, Máster en Historia del Arte (Universidad de Friburgo), licenciada en Antropología Social y Cultural (UNED), Máster en Psicología del Coaching (UNED)... Y habla siete idiomas. Como investigadora se ha especializado en el estudio de la catedral románica de Santiago de Compostela (su trabajo obtuvo la máxima calificación, Summa cum Laude, por la Universidad de Friburgo) y en el Camino de Santiago en Suiza. Nuestra protagonista de Galiciaexterior.com es hija del ourensano Tomás Vega Pato, polifacético autor, artista e investigador en historia, arqueología y heráldica, a quien debemos la normalización del escudo de la provincia y la bandera de Ourense. Judit Vega rememora en esta entrevista la influencia recibida de su padre, quien “nos enseñaba desde críos, nos llevaba a ver cosas y, él mismo, como el mejor antropólogo-arqueólogo, recogía en su cuaderno de campo miles de informaciones. Un tesoro todo lo que ha reunido e investigado”, destaca. La constancia, la fortaleza y las dotes de liderazgo y dirección han tenido también recompensa en la práctica del deporte. En la edición de 2016, Judit Vega inscribió su nombre en el palmarés de la prestigiosa regata Ruta de la Sal, como campeona de la categoría Alfa 2 y subcampeona de la categoría Charter.

Texto: Javier de Francisco ©

Desde este curso asumes la dirección de la UNED en Baleares, pero antes estuviste durante 16 años al frente de la sede de la Universidad a Distancia en Berna. ¿Cómo te surgió el cambio de país y el inicio de aquella larga etapa en Suiza?

Por esas cosas del amor. Me enamoré de un chico, emigrante en Suiza, que veraneaba al lado del pueblo de mi madre y me casé con él.

 

¿Qué fue lo más destacado de tu labor en la sede suiza de la UNED y, en general, de tu larga estancia en el país?

El Centro de la UNED en Berna es un referente por ser pionero en muchas cosas. En esos 16 años hemos sido los primeros en hacer la inauguración del curso académico, los primeros en implementar la UNED Senior a través de un engranaje perfecto de colaboración con asociaciones de diferentes cantones. Hemos examinado por primera vez a un recluso (como sabéis, la UNED tiene un programa de centros penitenciarios). Hemos contactado con todas las embajadas de países latinoamericanos que nos apoyan y siguen con un respeto y reconocimiento que agradecemos. Hemos organizado hasta guardería para cuidar a los hijos de los alumnos que se tienen que examinar. Y también hemos hecho mucha difusión a través de la prensa, para dar a conocer la UNED en el extranjero. Ser un tanto hiperactiva hace que te sumes a todas las propuestas de la sede central y a otras del país de residencia. Así, hemos hecho actos inolvidables como la conmemoración de los 70 años del inicio del exilio, en Ginebra, hemos presentado la película de Carlos Iglesias “Un franco, 14 pesetas” o nos hemos sumado al día nacional de la lectura en voz alta como una institución de enseñanza más en Suiza. Por nuestro centro han pasado directores de cine, actores, políticos de la talla de presidentes del Senado o ex ministros, profesores y eruditos como Jean Ziegler, o deportistas de élite y cantantes como Amancio Prada. Hemos hecho muchas cosas.

Habías llegado a Suiza tras licenciarte en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago y en Antropología Social y Cultural en la propia UNED. ¿También ejerciste la docencia en Galicia?

No, solamente había hecho la licenciatura, especializándome en Historia del Arte Antiguo y Medieval, y ya tenía la beca de colaboración. Mi camino hubiera sido quedarme en el departamento, probablemente, con el profesor Moralejo, pero… Toda mi carrera profesional la he hecho en Suiza. En el país helvético, nada más llegar, hice una Licence ès Lettres, un máster en Historia del Arte, cursé doctorado, presenté mi trabajo sobre la Catedral de Santiago románica (Summa cum laude, en francés… a veces no sé ni cómo pude…). A los pocos meses de llegar ya daba clases de español como lengua extranjera en una academia y acabé mis estudios con un puesto en el Departamento de Historia del Arte Medieval de la Universidad de Friburgo. La Licenciatura en Antropología y el Máster en Psicología vinieron más tarde. Estudiar me reconforta, tengo una curiosidad innata por el saber, y fue mi refugio mental tras el divorcio.

¿Te resultó complicado tu reciente cambio de destino y optar por el traslado a Baleares?

Con Baleares tengo una historia de amor desde hace años: la navegación. Soy patrón y regatista, y el mar me ha vinculado con la isla para siempre. Cuando salió la plaza no pensaba ni presentarme, al ver que había una directora en funciones. Un amigo me animó y lo conseguí. Estoy feliz, creo que es el trabajo de mi vida y llega en un momento muy bonito y especial. Mi estupendo hijo en Granada estudiando y yo con ganas de nuevos desafíos. Estoy encantada.

¿En qué basarás tu gestión como directora de la UNED en Baleares?

En dos pilares que son la transparencia y la igualdad de oportunidades como punto de partida. La UNED es una universidad que nació con un componente social (acercar la universidad a todo el mundo, programa de prisiones, universidad sin barreras para toda la gente con discapacidad, UNED Senior, UNED en el extranjero para los emigrantes, oficina de la mujer, compromiso 2030…), y quiero resaltar ese lado social en UNED-Illes Balears, abrir las puertas y darla a conocer, revertir en la sociedad todo lo que la sociedad nos aporta. Somos una universidad pública, de todos y para todos.

La Catedral de Santiago y el Camino de Santiago han centrado tu faceta investigadora desde los primeros años. ¿Qué concepto tienen en Suiza y en otros países europeos de la joya gallega del románico y del Camino de Santiago?

En Suiza existe incluso una asociación de Amigos del Camino de Santiago, creada en la Suiza francófona. El Camino, que atraviesa Suiza, está balizado y ya hay varios estudios sobre el mismo. Se describe en la obra de Hermannus Künig von Vach como Oberestrasse. Mucha gente lo ha hecho. A los suizos les gusta Galicia. En el extranjero próximo, de España se conoce Madrid, Barcelona, Baleares y el Camino de Santiago.

Ahora que estamos a las puertas de un nuevo Xacobeo (año 2021), ¿en los últimos años se viene haciendo una buena promoción turística del Camino de Santiago o recomendarías algún cambio?

Sé que será impopular lo que digo, pero creo que nos podemos morir de éxito y es una pena. En algunos aspectos se banaliza ese primer itinerario cultural europeo, estar de moda hace que te conviertas en un parque temático y que todo el significado y espiritualidad pierda sentido. Fíjate que no hablo de religión ni de creencias. Pero ir a Santiago como si fueras a cualquier otra excursión es triste. El Camino y los albergues saturados, la catedral saturada que no se puede ni entrar… no sé. Es el mal del turismo de masas.

¿Cuándo surgió tu vocación por la Historia? ¿Ya durante tus estudios de Bachillerato en el Instituto Otero Pedrayo, en Ourense? ¿Qué profesores influyeron más?

Siempre me he movido en el perfecto equilibrio entre ciencias y letras. Muy buena en matemáticas, hice el bachillerato mixto. Al final me decanté por la Historia del Arte. El arte me encanta; he hecho también la Escuela de Artes y Oficios, y la historia la vivo desde pequeña gracias a ese humanista que es mi padre (Tomás Vega Pato), quien nos enseñaba desde críos, nos llevaba a ver cosas y, él mismo, como el mejor antropólogo-arqueólogo, recogía en su cuaderno de campo miles de informaciones. Un tesoro todo lo que ha reunido e investigado. El románico es mi oasis de paz, me conviene por su lado de sencillo, de cerrado, de espiritual, como una parte de mi forma de ser. ¿Quién sabe? A lo mejor leerme todos los Asterix también ha contribuido. En el instituto tuve una profesora buenísima de Historia del Arte, Nora, y tampoco olvido las lecciones de mi profesor de latín, Juan Luis Saco, un fenómeno, o las del profesor Bande.

¿Te planteas regresar a Galicia y ejercer en esta Comunidad algún cargo como el que desempeñas actualmente en Mallorca?

No lo sé, de momento el reto de Baleares es enorme y precioso. Tengo un equipo muy bueno, instalaciones, recursos, y muchos estudiantes potenciales. Con estas condiciones y mi entusiasmo hay mucho en lo que trabajar. La vida me ha sorprendido llevándome de un lado a otro. Así que voy a vivir este presente tan enriquecedor y, cuando sea, dejaré que me vuelva a sorprender.

Aún hoy sorprende y no es muy conocido que la UNED tiene 12 centros o sedes en el extranjero, surgidos en su día para dar formación a los emigrantes españoles en Europa y a sus descendientes. ¿Es tal vez la labor más desconocida de la Universidad a Distancia?

La UNED es un mundo en sí misma. Es el campus más grande de toda Europa, tiene 12 centros en Europa, África y América, pero es que, en total, examinamos en 18 ciudades del extranjero. Nuestros alumnos se pueden examinar indistintamente en cualquiera de esos centros o de los de España, sin importar dónde están matriculados. Además de esto y de lo mencionado en la anterior pregunta, tenemos también el CUID, que es nuestro instituto de idiomas y, por experiencia, os digo que es una maravilla. He hecho el curso 0 de Árabe y me he quedado impresionada. Tenemos una oferta de títulos propios y de formación continua enorme. Y se realiza investigación a un altísimo nivel. Aparte de haber sido pioneros en conciliar, como dijimos, trabajo/familia/estudios.

¿De qué zona de Ourense eres originaria? ¿Siempre has mantenido un vínculo muy estrecho con tu ciudad y con Galicia?

Yo soy de Ourense capital, pero mis padres son de Trives y Manzaneda y yo me considero de allí también. He crecido entre ciudad y aldea, he aprendido tanto en las aulas como en el pueblo con mis adoradas abuelas. Necesito más la naturaleza que el asfalto y aprendí desde pequeña a trabajar con las manos, no solo con la mente. No me importaría, en algún momento de mi vida, irme a vivir al pueblo y trabajar la tierra. Respecto al vínculo, soy gallega hasta la médula. Galicia está en mis genes, es ese hogar que vive en uno y al que siempre se vuelve.

Last modified on Martes, 10 Marzo 2020 14:10